Dirección
Calle 135 #15-45
Bogotá, D.C. Colombia

Horario de Trabajo
Lunes a Viernes: 9AM - 6PM

gcortes@alfil.com.cogcortes@insetron.com

Los sistemas de Circuito Cerrado de Televisión (CCTV), se han difundido por todos los rincones de nuestro planeta, como los elementos de vigilancia electrónica, más conocidos y odiados por la delincuencia.

Al fin y al cabo, es un sistema altamente disuasivo, que cohíbe a las personas a realizar actos ilícitos o prohibidos. Además, tenemos la posibilidad de grabar la escena y de consultarla cuantas veces sea necesario para reconstruir los hechos y encontrar los culpables. Finalmente, en la actualidad estas imágenes digitales pueden enviarse por los modernos medios de transmisión y poder consultar las escenas de manera remota ya sea en vivo o videos grabados con anterioridad.

En varias ocasiones, durante las sesiones de capacitación que tengo el gusto de impartir; alguien pregunta algo sobre las cámaras IP y me doy cuenta de que el tema despierta el interés y la controversia de todos los asistentes. En ocasiones, permito que se forme un escenario de discusión, para conocer las opiniones de los interesados; sin embargo, casi siempre debo suspender la actividad porque los ánimos se suben e incluso llegan a extremos vehementes. Y es que esta tecnología despierta amores y odios, que polarizan la opinión. Para muchos es la tecnología del futuro y es absurdo comprar otra cosa. Para otros son simples juguetes, que no se han terminado de inventar. Mientras una minoría ha tenido malas experiencias, en algunos casos las adoran, por todo lo que ha significado para su trabajo. Finalmente, algunos no dicen nada, simplemente porque no tienen claro el tema y solo hay confusión. Para ellos está escrito este artículo.

En esta ocasión, deseo plantear mi opinión sobre la tecnología que seguramente reemplazará a la actual, en muy corto tiempo, -quizás más rápido de lo que creen muchos-, pero no de manera inmediata.

Lo primero que debo decir, es que las cámaras IP no son para todo el mundo, ni son las mejores, ni son las más caras, ni son las de última tecnología. Está claro que muchos modelos, ya no son juguetes. Sirven solo en algunos casos, cuando las condiciones para su operación son favorables y seguramente en corto tiempo, será la tecnología que reemplazará a la actual. ¿Entonces, debo usarlas? La respuesta correcta es un simple: Depende… de la aplicación y sobre todo de la red de comunicaciones sobre la cual va a operar.

Existen muchos mitos al respecto que a la hora de la verdad se quedan en eso, solo mitos… veamos.

Una cámara IP no es más que una unidad de captura de imagen, que nos entrega la señal de video en forma digital, es decir en unos y ceros.

Existen dos clases de cámaras IP, las creadas por fábricas procedentes del mundo de TI (Tecnología de Información, es decir, computadores…) y las creadas por fábricas procedentes del mundo de la seguridad electrónica tradicional.

Cámaras IP para Monitoreo

Las primeras son elementos que buscan llevar video a sitio remotos, bajo condiciones favorables, sin una misión especial, mas que la de comunicar; fueron la consecuencia obvia y natural de las tecnologías de Videoconferencia que revolucionaron hace algunos años, la forma de trabajo en muchas compañías. Son elementos cuya misión no necesariamente es seguridad.

Hoy en día se han masificado y están de moda, gracias al avance de la capacidad de proceso y almacenamiento, sumado al avance en técnicas de procesamiento digital de señales y por supuesto a los precios bajos consecuencia de esto mismo. En este grupo de cámaras tenemos marcas para satisfacer todos los gustos, precios, colores y tamaños. Son elementos, insisto, cuya labor es captar una imagen de video, transmitirla por una red de datos, casi siempre de baja velocidad y comunicar dos puntos en un enlace de video que no siempre fue pensado para seguridad.

La publicidad asociada a estos equipos tiene vicios propios del mundo de TI, en donde todas las marcas creen tener el mejor producto, al mejor precio y se aprovechan de la ignorancia del consumidor final.

En algunas ocasiones estas cámaras se venden como web-cámaras mejoradas, pero con especificaciones de calidad y desempeño similares. En este nivel de avanzada tecnología, reina el “plug and play”, porque los usuarios finales compran estos “juguetes” de alta tecnología para satisfacer necesidades de comunicación, control y monitoreo básico. Por lo tanto, es lógico pensar que estás cámaras se ven en equipos de cómputo tradicionales, portátiles, PDA’s o recientemente en celulares, más como un snobismo o un sello de High Tech. Lo más complejo y sofisticado en estos equipos es conectar el conector RJ45, ya que últimamente, manejando DHCP, ni siquiera es necesario asignarle una dirección IP y usando PoE (Power over Ethernet. 802.11af), ni siquiera me preocupo por alimentarla, porque ya vienen en el cable de red. Están orientadas a ser masificadas y a ser utilizadas en todos los rincones de nuestro planeta de una manera desenfrenada, para transmitir video y monitorear alguna acción remota o local.

La moda de video IP, ha aprovechado los avances de comunicaciones inalámbricas (802.11), para terminar de masificar el concepto de video en todos lados, debido a que ahora ya no es necesario ni siquiera tender un cable, pues algunas traen un transmisor inalámbrico y pueden fácilmente acoplarse a una red Wi-Fi bajo Standard de transmisión de datos 802.11a/b/g/n, entre otros.

Fueron las primeras en conocerse en el mercado y durante mucho tiempo fueron las empleadas en aplicaciones de seguridad. Sin embargo, hay que entender que no fueron hechas pensando en nuestro gremio. Quiero aclarar que no son productos malos. Es solo que no corresponden a las características de los productos que los profesionales de seguridad estamos acostumbrados a tener, para nuestro trabajo.

Cámaras IP para Seguridad

La segunda clase de cámaras IP, son un poco más recientes y fueron creadas por fábricas del gremio de seguridad electrónica. Aquí existen marcas reconocidas que conocen la filosofía de seguridad, tienen mística de servicio al cliente y saben que las especificaciones deben ser exigentes para una misión crítica como es la seguridad.

Para nosotros una cámara de video, no es un accesorio más de un PC, es una herramienta vital para cuidar predios, activos, patrimonio y vidas humanas, entre otros; verificando y registrando actividades que pueden convertirse en siniestros de elevada magnitud. Los profesionales de seguridad, conocemos perfectamente la importancia de un buen sistema de Video.

Esta segunda clase de cámaras IP, es más consecuente con el gremio de seguridad, por lo tanto, las unidades no son cajas negras, a manera de equipos de alta tecnología “señoriteros” que funcionan plug and play y no se les puede ajustar nada .. !!!, como las fabricadas por las empresas de TI. Son equipos profesionales que tienen en cuenta todas las características tradicionales de video de seguridad de alto desempeño. Aquí las cámaras son unidades que manejan lentes autoiris (DC o Video), lentes zoom, poseen chips (CCD o similar con muchas mejoras, no los -desastrosos pero económicos tipos CMOS-) de altas resoluciones y excelente desempeño a baja iluminación. Sus circuitos digitales poseen DSP para efectuar ajustes de color y dar un excelente rango de Back Light Compensation. Sus circuitos manejan niveles de ruido bajos y soportan amplios rangos de temperatura y humedad relativa (es decir no son pensadas para colocar solamente dentro de centros de cómputo, como muchas de las económicas). Poseen ajustes (digitales con menú sobre el video o mediante DIP switch) de todo tipo, en donde puedo hacer ajuste manual de blancos (super importante en seguridad) y controlar la velocidad del Shutter. Puedo hacer ajustes de fase para sincronizar las cámaras y puedo hacer ajustes mecánicos de level para sacar todo el provecho del lente autoiris. Pueden cambiar de modo monocromático a color y su resolución puede alterarse de acuerdo al nivel de iluminación. Las más nuevas incorporan detectores de movimiento en cada cámara y permiten hacer estos ajustes vía remota mediante la misma conexión de video. Son elementos que fueron pensados y fabricados para permanecer encendidos 24 horas, sin fallos. En fin … como pueden darse cuenta son cámaras de tipo profesional para seguridad, tal y como vemos las tradicionales. La única diferencia es que la señal de video NTSC no la entregan en un conector BNC en forma análoga, sino que la entregan de forma digital en un conector RJ45.

Como trabajamos en Seguridad, es recomendable usar siempre las cámaras que son fabricadas bajo un concepto de video para seguridad.

Invito también al gremio a dejar de usar las cámaras de fabricación general que nuestros amigos de IT, usan para otras labores y que pone en riesgo la credibilidad y altos estándares de confiabilidad, que son necesarios en el mundo de la seguridad profesional.

 

Mucha gente puede pensar en este momento, que tengo animadversión por el mundo de TI. Es falso. Vivo con varios PC, PDA y un celular a menos de 3 mts de distancia el 98% de mi vida. Dependo de ellos. No concibo mi trabajo y mi vida cotidiana sin TI. Sin embargo, el mundo de seguridad electrónica es más exigente y simplemente debemos reconocer que los equipos de alto desempeño son distintos a los de uso casero o rutinario en la oficina.

Por lo tanto, nos dedicaremos a seguir conociendo las cámaras IP del segundo grupo mencionado. Como podemos entender la cámara de seguridad, opera de manera tradicional, pero internamente, la unidad realiza algunos procesos adicionales antes de entregarnos la señal digitalizada. 

Cómo primera medida comprime la información de video mediante técnicas digitales, de esta manera, suprime redundancia, quita información irrelevante, que no es útil para el humano (aquí está la clave de una buena compresión), usa algoritmos avanzados para hacer cada vez más pequeña la cantidad de información sin desmejorar calidad, velocidad o resolución. El algoritmo de compresión que usa es muy eficiente y en esto se diferencia una marca de otra. Aunque existen algunos formatos de compresión estándar como MPEG4, Wavelet ó H.264, entre otros; la marca que logre mayor compresión de imágenes usando algoritmos propietarios basados en otros estándares, será la más apetecida.

¿Y para qué se comprime la información?

Simplemente para que las imágenes digitalizadas lleguen a su destino con buena resolución y velocidad, usando la mínima cantidad de recursos de la red de datos existente. Es decir, usando el menor Ancho de Banda (BW) posible.

ANCHO DE BANDA

Recordemos que el ancho de banda es la máxima velocidad de transmisión simultánea que un medio de comunicación puede transmitir. Esta dado numéricamente en bits por segundo (bps).

Como la información de video en Standard NTSC, se compone de 30 imágenes por segundo y cada imagen en buena resolución (VGA, D1 o superior), está compuesta de muchos pixels organizados en filas por

columnas; entonces un segundo de video ocuparía (30 FPS x 640 pixels x 480 pixels x 3 bytes de información en color x 8 bits por cada byte = 211 Mbps) aproximadamente, velocidad gigante comparada con la velocidad de las redes de datos disponibles hoy en día (menor a 100Mpbs en el 85% de los casos). Una buena etapa de compresión reduce de 2 a 5 Mbps aproximadamente y esto hace que sea viable transmitir video por las redes actuales. Pero no espere la misma calidad de video análoga, sea consiente que le está quitando mucha información y eso se paga con calidad.

Dentro de una cámara IP, la señal digital y comprimida, es entregada a través de una tarjeta de red de tipo Ethernet, estándar existente en la gran mayoría de redes actuales. Finalmente, la información es ordenada siguiendo protocolos de transmisión conocidos y usados en las redes de cómputo. Por lo tanto, es deseable que la cámara maneje múltiples protocolos, como HTTP, SMTP, DHCP, FTP, UDP, TCP/IP, HMTL, entre otros. Marcas líderes del mercado usan técnicas especiales para disminuir su ancho de banda de acuerdo a otros parámetros que no sacrifican calidad.

Otro punto importante es cómo la cámara maneja streams de video y a cuantos usuarios diferentes puede atender de forma simultánea con el mismo stream o con streams diferentes. Esto es conocido como unicast y multicast.

Hoy en día muchas cámaras pueden realizar sus ajustes a través del mismo conector RJ45 usando la red como medio de transmisión. De no ser así, las cámaras traen un puerto adicional de comunicaciones (RS232, RS485, LAN) mediante el cual se cambian los parámetros.

ACCESO SEGURO

La cámara IP se comporta como un nodo más de la red, es decir como un miembro más de los equipos que están identificados con una dirección IP, por lo tanto, puedo acceder a ella con solo direccionarla adecuadamente desde cualquier otro PC en la red.

Sin embargo, aquí vienen dos alternativas:

a) Que la cámara IP se comporte como un webserver de video. La cámara internamente tiene el software necesario para entregar video, administrarlo y ajustarlo cuando desde otra estación de la red, a través de un browser (Explorer, netscape, opera, firefox), se digite la dirección IP asignada o el nombre mediante un servidor DNS. En ese momento el browser presenta una página web que reside en la cámara, en donde normalmente se inicia solicitando un código de acceso (debo advertir que fácilmente hackeable) y posteriormente se visualiza la imagen de la cámara de forma continua. En esta página HTML, normalmente existen otros menús que permiten configurar y hacer ajustes a la cámara. Si otro usuario de la red digita la misma dirección IP para acceder a la misma cámara seguirá el mismo procedimiento hasta que se colme el número de usuarios permitidos por la cámara. Esta es una solución muy buena si debemos llevar el video de las cámaras a varios usuarios en toda la red existente; sin embargo, se convierte en un riesgo más de seguridad, porque precisamente cualquiera con solo romper el código de acceso, puede ver la información.

b) Que se comporte como una estación tradicional, es decir que la cámara no tenga webserver y en este caso si se digita la dirección IP desde un browser, simplemente no se muestra nada y no pasa nada. Para poder visualizar la imagen en una estación de trabajo de la red, será necesario instalar un software especial que entrega el fabricante de la cámara y solo a través de esta aplicación se podrá acceder a la cámara, administrarla y configurarla. En este caso se requieren licencias para que múltiples usuarios accedan a la cámara, pero desde el punto de vista de seguridad es mejor, pues no todos tienen acceso a la señal de video digital. Casi siempre el software permite encriptar la información y establece un enlace seguro entre el monitor y la cámara.

¿Cuál es preferible? Normalmente depende de la aplicación que se le vaya a dar a la cámara. Para el caso de seguridad profesional, me inclino más por la segunda opción.

ALIMENTACIÓN ELECTRICA

Otro detalle importante es la alimentación eléctrica de la cámara IP. La gran mayoría de equipos profesionales, poseen un conector de 12Vdc/24Vac, que deberá ser suministrado a través de una fuente centralizada y/o a través de fuentes locales en cada sitio, -recuerde siempre salir de la misma fase eléctrica para evitar problemas de sincronismo o retornos por tierra-. Esto implica llevar un cable de alimentación del calibre indicado, que tenga en cuenta la distancia, el voltaje de salida, la atenuación y demás factores que garanticen la energía apropiada para cada cámara.

Si se usa cable UTP de varios pares, por uno de ellos podrá viajar esta alimentación eléctrica y se comportará siguiendo las leyes de Ohm. En este caso debemos ser conscientes que el calibre del cable (normalmente 24 AWG) es muy pequeño y que seguramente no podremos alejarnos de la fuente de alimentación centralizada. Sin embargo, todo depende del consumo de cada cámara.

Si usamos cable UTP siguiendo recomendaciones de EIA/TIA para cableado estructurado en el peor de los casos el cableado horizontal llegará hasta máximo 90 metros.

Existe también la probabilidad de usar el nuevo protocolo POE (Power over Ethernet), que permite transmitir la señal de alimentación eléctrica por uno de los pares del cable y enviar algo más de 1 Amp. que sale directamente del equipo de red activo (switch), que debe cumplir con el estándar.

Nuevamente una cosa es lo que las normas y los avances del mundo de TI hagan y otra lo que representa para el mundo de la seguridad. En este caso usar PoE puede no ser muy recomendable en seguridad electrónica, por varias razones: Estamos amarrados a una distancia máxima que no siempre se cumple. La alimentación sale del mismo equipo activo incrementando el riesgo de daño y costo de mantenimiento. La cámara debe cumplir con el estándar PoE y no todas lo hacen. Finalmente es inseguro compartir todo el cableado de datos y comunicaciones con seguridad.

Cuidado: Aquí debo advertir que algunas cámaras IP, dicen cumplir con PoE, pero hay inconsistencias de fondo, como decir que se alimentan a 12Vdc y consumen 15W. Si se hace un análisis simple, se observa que la corriente será entonces de 1.25 Amperios y en un cable calibre 24 AWG, no es recomendable manejar esta corriente tan grande. Entonces en este ejemplo, no podría usar el cable UTP tradicional, deberá comprar uno de mayor calibre… mi sugerencia es siempre hacer el cálculo siguiendo las leyes de Ohm.

GRABACIÓN DE LAS IMÁGENES

¿Un tema muy controvertido y poco claro es en donde se graban las imágenes de una cámara IP? Mucha gente dice que, en las DVR, sin embargo, debo aclarar que las DVR graban señales de video análogas no digitales. Aunque muchas tienen un puerto de red, por allí solo salen señales para otras estaciones, pero no están diseñadas para recibir por allí señales de alta velocidad provenientes de cámaras IP.

Lo normal es grabar las cámaras IP mediante un software de grabación que normalmente suministra el fabricante de la cámara, en el disco duro del PC en donde se esté consultando. Sin embargo, la intención de la mayoría de software de este tipo es grabar una parte del video recibido y no realizar una grabación continua o por eventos de manera permanente. En este caso el software graba la escena de video en un formato conocido y sin muchas exigencias de compresión y/o seguridad.

Cuando se desea grabar de manera permanente (es decir 24×365) por eventos o de manera continua, lo indicado es usar una NVR (Network Video Recorder), que es un PC dedicado exclusivamente a tomar los datos provenientes de las cámaras IP a través del puerto de red (normalmente de alta velocidad superior a 1 Gbps) y almacenarlos en un disco duro de elevadas especificaciones. Estos equipos se programan una vez y quedan como cajas negras en la red, almacenando todo el video. Poseen el software necesario para diferenciar cada stream de video y almacenarlo de forma segura. Los fabricantes especifican la capacidad de una NVR en canales de video que pueden almacenar de forma simultánea, la cantidad de FPS y resolución para cada cámara.

Recientemente han salido en el mercado unidades DVR que se presentan como híbridas. En este caso pueden grabar algunos canales análogos en sus entradas BNC y otros canales de video digitales a través de su puerto de comunicaciones de red.

Tenga cuidado de no grabar las imágenes de su cámara IP en el otro extremo de la red, pues la ocuparía totalmente. Le recomiendo que grabe las imágenes provenientes de cámaras IP en NVR ubicados en la misma LAN y solo emplee los canales WAN para monitorear algunas señales de video esporádicas, no continuas.

Algunos modelos recientes de cámaras IP permiten generar más de 1 stream de video. Cada stream puede ser de una calidad y velocidad diferente, incluso con un algoritmo de compresión distinto. De esta forma usted podría usar el stream en JPEG de buena calidad a 30 FPS para observar la señal en su propia LAN, el stream en MPEG2 de alta calidad a 30 FPS para grabación local y el stream en MPEG4 de baja calidad a 5 FPS, para monitorear de forma remota a través de Internet.

MERCADO ACTUAL

En el mercado actual ya existen muchas cámaras con salidas IP, incluso cámaras móviles en domos de alta velocidad. En este caso, el video y los datos para control de los motores van por el mismo canal de comunicación. La alimentación en estos modelos se recomienda llevar por separado debido al consumo de la unidad.

Algunas marcas, que aun no tienen cámaras IP, tienen encoders que permiten pasar una señal análoga de cualquier cámara tradicional a una señal digital, por lo tanto, la convierten en una cámara IP. En este caso el encoder digitaliza la señal, la comprime y la entrega a través de una red ethernet usando un protocolo de comunicaciones conocido. En este caso la dirección IP se le asigna al encoder y se maneja como una cámara IP integrada.

¿CUÁNDO USAR UNA CÁMARA IP?

La respuesta implica tres factores claros:

  1. La aplicación de seguridad requiere transmitir video de forma remota. Preferiblemente cuando existen muchas cámaras distribuidas por un amplio territorio y se desean monitorear y administrar desde un punto centralizado.
  2. YA EXISTE una red de datos cubriendo los diferentes sitios remotos.
  3. El ancho de banda de la red de datos es SUFICIENTE para transmitir el video de forma eficiente sin interferir con la operación normal de la red.

Cuando No se cumple el factor 1), es decir todas las cámaras están en el mismo sitio, mi sugerencia por ahora es un sistema tradicional, usar cámaras análogas, aunque usando cable UTP y transceivers. En estos casos no vale la pena usar la infraestructura de red existente, porque siempre será mejor por seguridad y administración, trabajar con una red separada y dedicada exclusivamente a seguridad. Una red que solo operen los encargados de seguridad y mantenimiento técnico especializado. A menos que se disponga del presupuesto necesario para construir una red de datos de alta velocidad (recuerde que se requieren como mínimo 2 a 5 Mbps por cada cámara), siempre será mejor hacer esta red de tipo tradicional aislada totalmente de la red de datos que lleva información múltiple.

Si No se cumple el factor 2), es decir no existe una red de datos, es importante saber que el costo de la cámara IP es mínimo comparado con la infraestructura de telecomunicaciones necesaria. Solo en casos en donde: a) se tenga Muy claro el concepto de una red de video digital, b) se haya analizado respecto a otras alternativas de transmisión de señal de video y c) se llegue a la conclusión que es mejor usar cámaras IP; entonces se procede a crear una red de datos totalmente nueva, con suficiente ancho de banda (LAN superior a 1Gbps y WAN superior a 20 Mbps). Se recomienda que, si se construye una red nueva, esta sea en la medida de lo posible para uso exclusivo de video y/o seguridad electrónica.

Cuando se dan los factores 1) y 2) pero NO se cumple el 3), que es lo que ocurre en la mayoría de los casos; se hace necesario replantear el proyecto desde dos perspectivas: a) Actualizar la red de datos y mejorarla hasta conseguir el ancho de banda necesario ó b) Sacrificar desempeño y calidad en las imágenes que se envían, obteniendo imágenes aisladas a velocidades de refresco muy bajas (menor a 2-3 FPS) y con resoluciones similares a CIF (320×240), en el mejor de los casos. Esto claramente no puede emplearse para una aplicación de seguridad sino de monitoreo remoto. No espere milagros.

Los departamentos de seguridad y de sistemas de cada empresa, deben entonces conciliar y encontrar de forma mutua, una solución adecuada. Muchas cámaras IP pueden limitar su ancho de banda a costa de disminuir FPS a muy baja resolución. Con unidades que tengan estas características, el departamento de sistemas puede asignar a seguridad un ancho de banda de la red y quedarse tranquilo, en sentido que no se va a copar la red más allá de lo permitido, creando conflictos en la operación tradicional de datos de la red existente. Aquí el sacrificado es el departamento de seguridad.

En la mayoría de los casos, las empresas hacen una inversión importante en tecnología de video IP, sabiendo que van a tener imágenes de escasa resolución y baja velocidad, es decir, sabiendo que las imágenes van a ser deficientes. Sin embargo, solo se dan cuenta de su error, cuando requieren ver la imagen de algún siniestro y efectivamente se dan cuenta que las imágenes son deficientes. ¿Entonces para que lo hacen? ¿Acaso para estar a la moda? ¿Acaso porque alguien les vendió una idea errónea?

Otras empresas deciden aprovechar el momento de solicitud de tecnología originado en el departamento de seguridad para actualizar su red de datos y aumentarle el ancho de banda y en ocasiones el cubrimiento. Sin embargo, el costo es tan elevado, que muchas veces el limitante presupuestal hace que el proyecto no progrese.

ERRORES COMUNES

  • No darse cuenta de que la velocidad de una red LAN es muy superior la de una red WAN. Por lo tanto, no espere que la imagen medianamente decente que ve en la red su oficina la vea desde su casa o de una oficina remota.
  • La calidad, brillo, velocidad y nitidez de imágenes a nivel análogo no depende de terceros, es la cámara, el cable y el monitor. Se cumple el Standard NTSC, por lo tanto, la imagen siempre va a 30 FPS y con la resolución de origen de la cámara.
  • En el caso digital, la red de comunicación de datos depende de terceros (switch, router, otras redes, información que se comparte con otros departamentos, resolución de los monitores, de las cámaras, tipo de cable, entre otros; por lo tanto, tenga en cuenta que la imagen va a ser considerablemente inferior.
  • Considerar que, para ver imágenes remotas, debo usar una cámara IP. Esto bien lo puede hacer un DVR grabando cámaras análogas (económicas, de alta calidad, profesionales) de manera local y enviar las imágenes por el puerto de red, cuando se ingresa desde Internet.

SIGUIENTE PASO

Como podemos darnos cuenta, la solución con cámaras IP no es la más adecuada, cuando las condiciones externas no son favorables. Aunque no es parte del tema de este artículo, una sugerencia a evaluar es colocar DVR’s, alambradas de forma local a través de UTP y realizar accesos remotos esporádicos (solo cuando se presente una situación anormal que requiera revisión inmediata) a través de la red de datos existente. En este caso anormal, lo tradicional es que se coordine con el departamento de sistemas y se le de prioridad a seguridad para que pueda usar todo el ancho de banda de la red para la señal de video, colocando de forma temporal los otros procesos en standby mientras de cubre el siniestro.

Cuando ya existen equipos de video, se pueden involucrar a un sistema IP, a través de elementos que reciben la señal de video análogo, la digitalizan, comprimen y sacan a la red mediante un protocolo de datos conocido. En este caso los encoders de diferentes fabricantes se pueden usar con cualquier tipo de cámaras. De igual forma los equipos para visualizar las imágenes también pueden acoplarse a la red mediante decoders que hacen el proceso inverso.

Algunas fábricas importantes actualmente, no ofrecen cámaras IP, pero si una línea de encoders y decoders que transforma el panorama nuevamente sobre IP. Las mismas restricciones y beneficios mencionados aplican en este caso.

La tendencia de varias empresas es precisamente a ofrecer una solución digital que poco a poco vaya reemplazando la solución análoga tradicional. El punto clave es el ritmo de cambio. Solo hasta que nuestras redes de telecomunicaciones sean de alta velocidad y excelente performance para video permanente, llegaremos a aplicar estas soluciones de forma rutinaria. Por ahora considero que debemos analizar los factores mencionados y solo cuando tengamos la completa certeza de no perder la inversión, dar el paso hacia video totalmente digital. El tema de matrices virtuales no es más que eso. Consiste simplemente en tener muchas señales de video provenientes de muchas cámaras IP o la combinación de cámara y encoder, en unión con señales de video hacia monitores y decoders, videograbadoras de red y estaciones de trabajo que logren administrar los datos de manera inmediata y eficiente. En este caso los mismos fabricantes recomiendan que se trabaje sobre una red de datos de altísima velocidad, exclusiva para video.

Otros temas que tratar que no podremos hacerlo sino en otra oportunidad por falta de espacio, serán: a) tipo de Software para administrar video y dar acceso a las diferentes unidades de video. b) Integración con los actuales sistemas análogos de video y de integración, c) Sofisticación en el análisis de video, para apoyar la labor del operador y finalmente d) Seguridad en las redes de datos que transportan video.   Hasta una próxima oportunidad.

Comparte el conocimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Scan the code
Hola 👋🏼
¿En que podemos ayudarte?